10º SEMINARIO DE INTEGRACIÓN MPPU ARGENTINA “LAS POLITICAS POR LA UNIDAD HACEN LA DIFERENCIA”. Incursión en la trama fraterna de la ciudad

Fueron más de 80 los jóvenes, adultos y chicos que aceptaron la invitación para  participar del 10º Seminario de Integración del MPPU, Movimiento Políticos por la Unidad de Argentina, los días 24, 25 y 26 de abril, en el maravilloso entorno que propone la Mariápolis Lía en O’Higgins, Provincia de Buenos Aires. El lema elegido “Las políticas por la unidad hacen la diferencia” guió el entramado de experiencias y ponencias que se vincularon durante los tres días poniendo en relevancia prácticas y acciones políticas fraternas en distintos lugares del país.

DSC05843

El objetivo era alto: “evidenciar desde el eje político- ciudadano las prácticas políticas fraternas que el Movimiento Políticos por la Unidad de Argentina ha demostrado como aprendizaje; y reconocer el aporte de Chiara Lubich en la política y sus consecuencias sobre la ciudad”. Se propuso utilizar como guía el texto “Para la vida de la ciudad”, un discurso que Chiara Lubich realizó en el Municipio de Trento, Italia, el 8 de junio de 2001, en ocasión de recibir el título de ciudadana ilustre de su terruño natal.

Ya el viernes 24, se comenzaron a vislumbrar los ejes sobre los cuales transitaría todo el programa. Durante su presentación Sergio Carlachiani, presidente del MPPU Argentina propuso “asumir las contradicciones, una tarea pesada pero ineludible, para lo cual ya contamos con testimonios  concretos de unidad y fraternidad en toda América latina”.

A continuación, Marisa Gentiletti, Secretaria del MPPU, aseguró que “después de 10 años,  este auditorio  se muestra rico de historias y testimonios que hacen realidad el sueño de Chiara Lubich”, e invitó a sumar nuevas voces a esa partitura coral.

Luego, Verónica López, co-presidente de esta organización, comenzó preguntando cuáles son los desafíos de una práctica política fraterna para la vida de la ciudad, identificando actores e instituciones que se encuentran bajo el desafío de la fraternidad.

A partir de allí, y en consonancia con el tema base propuesto, volvió sobre el concepto político de fraternidad desarrollándolo desde la perspectiva de la ciudad. “El dolor de las demandas insatisfechas que reflejan falta de amor, misericordia y compasión y su expresión concreta: la brutal desigualdad existente, generan reacciones negativas de bronca, rechazo, odio, descreimiento y frustración” indicó López.

Pero frente a esa activación negativa existe la alternativa de buscar la indignación positiva y construir junto a otros. Las instituciones “nuevas”, buscan cambiar ese dolor en amor con capacidad de responder a las necesidades, con sentido práctico, realizando acciones concretas y sin quedarse en la teoría o en la superabundancia de diagnósticos.

Por otra parte, Sebastián Gómez, responsable del MPPU de Salta, refiriéndose a la  presencia de los alumnos de la escuela popular de Tartagal en el seminario, dijo que se trataba de un signo profético, capaz de generar un hecho revolucionario porque subvierte o invierte las lógicas instaladas de “amigo – enemigo”, entre personas diferentes, y agrega: “no podemos pensarnos como ciudadanos si no es en comunidad. Se ha cedido demasiado al considerar actor político sólo a los funcionarios o representantes electos. Esto supone vaciar al ciudadano de su protagonismo político real y concreto. La fraternidad intenta recuperar este protagonismo aún reconociendo la diferencia y hasta la contradicción.

Por la tarde, Pedro Porta, integrante del MPPU de Buenos Aires, presentó su trabajo “El Estado, políticas públicas y el buen vivir”, profundizando en este concepto de la comunidad aimara, opuesto a las prácticas capitalistas de consumo y apropiación desmedida de los recursos naturales.

Luego, Belén Illi, también integrante del MPPU de Buenos Aires, desde su rol de investigadora de la UCA/ RUEF presentó su mirada sobre las políticas públicas, buscando elementos fraternos constitutivos y aportando  indicadores para el análisis, tales como la confianza, la democraticidad, la constitución de actores, la visión simétrica de la otredad, la reciprocidad/transitividad, la publicidad y transparencia, y la sustentabilidad.

Finalizando la jornada, el encuentro en pequeños grupos, estimuló la expresión de sentimientos y vivencias en torno al desafío de pensar políticas públicas fraternas.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s